«

»

may 28

CRIADERO GALLIPAVO, CONSOLIDADO CON PRODUCTOS DE MUY BUENA LINEA DE SANGRE.

La historia de la crianza del caballo chileno tiene distintas facetas, siendo sus propietarios los que con el correr de los años ponen los ingredientes necesarios para consolidarlos en todos sus aspectos, poniendo especial cuidado en la sangre de los vientres maternos y el o los reproductores, y así ir cimentando las bases de sus planteles.

IMG_7215No es tarea fácil, normalmente se ven a largo plazo los resultados, y ahí recién podrá ver si la Morfología y Funcionalidad están dentro de lo que ellos se habían propuesto.

Dentro de este tipo de historias se encuentra el Criadero Gallipavo, de propiedad de Iván Ortíz Fuentealba, ubicado cerca de Bulnes, en la Región de Ñuble, el que ha sabido llevar de muy buena manera, con responsabilidad y acuciosidad.

Han pasado largos de crianza para poder ver resultados concretos, y de eso nos habla su hijo Iván Ortíz Adet, pilar fundamental para su padre, y que al comenzar también nos habla del momento que se vive en Chile y el mundo:

´´En estos momentos estamos encerraditos, ya llevo como 60 días sin salir, hay que cuidarse mucho, de manera responsable, hay leer harto, ver televisión, y por sobre todo mirar el futuro con esperanza, tendrá que llegar un momento que esta pandemia tendrá que pasar, por ahora hay que hacerle caso a la autoridad y tener mucha paciencia, no nos están pidiendo algo que no conozcamos´´.

Respecto a los inicios del criadero, nos dice:

´´´Mi papá era un hombre de campo y siempre le gustaron los caballos, y partimos como un criadero chico pero con proyectos, allá por el 2003,compro un par de yeguas, no eran muy buenas, pero tenía un par de caballos inscritos, para andar en el campo, y ya después como a los 5 a 6 años, allá por el 2008, ya comenzamos más en serio, me empezó a gustar el tema de los caballos, empecé a correr, me empezó a interesar,  tratando de ir mejorando para hacerlo mejor, pensando que para lograr eso, y competir a largo plazo,  lo mejor era criar nuestros propios caballos e ir mejorando la sangre y el buen trabajo, ya que no somos de la idea de comprar caballos caros, porque simplemente no podemos´´.

Respecto a las líneas de sangre del comienzo del criadero, nos indica:

´´En un comienzo empzamos con un potro de unos amigos, con línea de Andrajo a través del Arriero y Rico Tipo, son sangres que todavía están en el criadero, pero mezcladas con lo que comenzamos a incorporar después´´.

Sobre eso, expresa:

´´Compramos una yegua, Santa Delia Callana,  que venía con una  cría de El  Cato, y preñada del mismo potro, la Cachaña y Cándido, productos con los cuales el año pasado llegamos al Nacional de Criadores, desde que llegó esa yegua nos preocupamos más de tener vientres que fueran de una línea materna que nosotros consideramos que fueran buenas, y que hayan dejado algo, o que se habitúen a lo que nos gusta criar y correr´´.

Sobre la incorporación de El Cato, cuenta:

EL CATO´´Fue una linda oportunidad que se  gestó por intermedio de Jaime Poblete, lo compramos en sociedad y basamos el criadero en él, tratando de ponerlo a las yeguas que compramos, hicimos una selección y dejamos todas las hembras y no machos, hijos de El Cato, esos los vendimos todos, la base esta en hembras hijas de él en  yeguas nietas del Taco,  le pusimos hijas del Ramoneo, Tacote, Altivo, Chamullo, Bellaco, Canteado, Cadejo, Rebenque, Hechicero,  el criadero está fundado un poco sobre él, reproductor que murió a los 28 años de edad, fue un potro de mucha Morfología, Campeón en Exposición nacional, Sello de Raza en muchos rodeos, incluyendo clasificatorio de San Carlos 1998, Funcionalidad en Rodeos, Ganador Serie potros en clasificatorio San Carlos 1998, participando en el Campeonato Nacional, Funcionalidad en Rienda, Ganador clasificatorio Las Vizcachas 2003 y Vice Campeón Nacional en el Nacional del mismo año, siendo muy buen reproductor con productos exitosos en Rodeo, rienda y exposiciones.´´.

También habla sobre las metas trazadas:

´´Estas se han ido cumpliendo en la parte crianza, en las Exposiciones, en la parte rodeo estamos esperando que sigan apareciendo nuevos ejemplares, ya el año pasado llegamos al Nacional de Criadores y eso es bueno, pero falta mucho todavía, hay que seguir buscando los productos, con lo logrado estamos conformes, es parte de un largo proceso, ahora el grueso de caballos, ahí esperamos que sigan saliendo ejemplares, porque se han trabajado bastante y deberíamos ver esos resultados desde este año en adelante, El Cato nos dejó una gran tarea, dio todo muy bueno y fue bueno en todo, tenemos una gran responsabilidad, así que estamos en eso, tratando de tener caballos de rienda, rodeos y exposiciones, claro que en eso hay que ser muy cauto

Respecto al plantel actual, responde:

´´Manejamos alrededor de 30 productos, entre yeguas de crías, reproductores y crías, esa cantidad nos mantiene tranquilos, es una cantidad manejable´´.

La Cava, es una potranca que ha tenido muy buenos resultados en las exposiciones, incluso en la Exposición Nacional, respecto a ella, expresa:

´´El criadero está estructurado con cuatro hijas de El Cato, dedicadas solo a la crianza, ahora hay que probarla como da, tenemos cuatro hermanos maternos de La Cava que ya se están mostrando y que son buenos para correr, sobre ella no tenemos muchos reparos que no vaya a funcionar´´.

Fallecido El Cato a los 28 años, respecto a los reproductores, dice:

´´Después de él, y anteriormente en forma paralela, tuvimos el Piropero, después tuvimos el Remendao (Remehue), después Peleco nos prestó el Reumén(Requinto),  el que tuvimos dos temporadas en la reproducción, falleció el año pasado, ahora incorporamos al Lindo Amigo, un hijo del Morcacho, la madre es hija del Quillacón, por abajo con línea directa de la Pataguina´´.

Cuando se le pregunta por Morfología o Funcionalidad, responde:

´´Ambas cosas son importantes, pero prefiero la Funcionalidad e ir complementándola con la Morfología´´

Cabe destacar que tiene un grupo de trabajo muy homogéneo y de experiencia, que está desde los inicios del criadero, es un equipo consolidado, desde la crianza en el campo hasta el trabajo que se necesita para correr, el que está integrado por Carlos Cossio, Jaime Poblete, Germán Poblete, Jesús Díaz, Ramón Plaza, Gustavo Meza.

Como un mensaje a quienes se inician, acota:

´´De los errores también se aprende, todos los cometemos, lo importante es rescatar experiencia de ellos y mejorar lo que se está haciendo´´.

Gallipavo, es un criadero con gran proyección, con buenos resultados deportivos y que día a día se consolida más.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>